Colas de rata

Empezar diciendo que la caña es el elemento básico en cualquier tipo de pesca que se practique, en el caso de la pesca mosca con cola de rata cobra aún una mayor importancia. Son dos las características que deberán ser tenidas en cuenta a la hora de seleccionar nuestra caña ideal para la práctica de esta modalidad de pesca: la flexibilidad y la ligereza.

La caña deberá ser ligera para que nos permita la realización de un tiro adecuado, si bien esto nunca deberá estar reñido con la potencia de la misma, teniendo en cuenta la necesidad que en ocasiones se nos presentará de levantar especies de tamaño inusual. Además la ligereza cobra igual o mayor importancia, añadiendo además el ejercicio físico que es preciso realizar en la práctica de la pesca mosca con cola de rata. Considerando todo esto, las cañas fabricadas en carbono son una buena elección.

Otro punto importante a destacar es la acción dinámica de la caña, que puede ser rápida o de punta, media o parabólica y lenta o inglesa. A pesar de que en principio lo más recomendable es decantarse por una caña de acción media, la selección final dependerá de los criterios seguidos por el propio pescador, que deberá tener en cuenta sus características físicas, el tipo de pesca que va a realizar (con mosca seca, ahogada o ninfa), la especie que va a pescar y el tipo de aguas (dulce o salada) en el que va a desarrollar sus jornadas de pesca con mosca.

El carrete que más frecuentemente se suele utilizar en la pesca con mosca es el manual, del que deberá controlar su facilidad de manejo, la fiabilidad, su escaso peso y la seguridad que ofrece el freno. La cola de rata recibe este nombre porque, al igual que la cola de este roedor, su grosor va disminuyendo. Está especialmente diseñado para lanzar a gran distancia un cebo de peso mínimo (la mosca) sin necesidad de añadirle ningún lastre. Suele medir alrededor de 27 metros y su peso es variable, en función del tipo de pesca que se vaya a realizar. A la hora de escoger su cola de rata deberá tener en cuenta principalmente la especie que tiene pensado pescar, lo cual determinará la resistencia que necesitará en la punta.